Dos hombres en primer plano con un estadio lleno de fondo, un escudo del Sevilla FC y un marcador que muestra un partido de cuartos de final.

García Pimienta y Víctor Orta no se ponen de acuerdo en un fichaje para el Sevilla

El nuevo técnico Sevilla y el director deportivo mantienen diferencias sobre una posible incorporación

El Sevilla FC viene de una temporada complicada en la que no ha conseguido clasificarse para posiciones europeas, y en la que estuvo muchas jornadas, durante el campeonato de liga, lidiando con los puestos de descenso. Con la llegada de Quique Sánchez Flores al banquillo el equipo empezó a cosechar mejores resultados acabando en la parte media baja de la clasificación y salvando la categoría.

Este hecho implica que el club hispalense tiene urgencias para conformar un equipo competitivo que los devuelva de nuevo a Europa, ya que cabe recordar que la pasada campaña fueron eliminados de la Champions League en la fase de grupos. Es por ello que tanto García Pimienta como el secretario técnico, Víctor Orta, deberán unir furezas en lo que se refiere a la política de fichajes. Pero parece que la realidad no va en esta dirección precisamente.

García Pimienta quiere a Saúl Coco

Según el Gol Digital, en Nervión la discordia interna entre el entrenador García Pimienta y el secretario técnico Víctor Orta sobre un fichaje ha generado un clima de tensión que podría afectar la planificación deportiva del club para la próxima temporada. Ambos tienen visiones distintas sobre qué jugador incorporar para reforzar la plantilla, lo que ha retrasado la concreción de la operación.

García Pimienta es conocido por su apuesta por promocionar jóvenes talentos y su preferencia por un fútbol ofensivo y ha manifestado su interés en fichar a Saúl Coco, defensor central que actualmente milita en el UD Las Palmas. Coco, de 24 años, ha demostrado un gran potencial en la última temporada de LaLiga SmartBank y destaca por su solidez defensiva y capacidad para salir jugando desde atrás. El técnico sevillista cree que Coco puede aportar frescura y dinamismo a la línea defensiva del equipo, alineándose con su filosofía de apostar por jugadores jóvenes con proyección.

Víctor Horta, apuesta por Marcos Rojo

Por otro lado, Víctor Orta, con una vasta experiencia como director deportivo en clubes como Leeds United y Middlesbrough, tiene una visión diferente sobre el perfil de jugador que necesita el Sevilla. Orta aboga por la incorporación de un central más experimentado y ha puesto su mirada en Marcos Rojo, el veterano defensor argentino del Boca Juniors. Rojo, con su experiencia en ligas europeas y su capacidad de liderazgo, es visto por Orta como la pieza clave para reforzar la defensa del Sevilla y aportar estabilidad y veteranía en la retaguardia.

La divergencia de opiniones entre García Pimienta y Víctor Orta no es solo una cuestión de preferencias futbolísticas, sino también de estrategia a largo plazo. Mientras que el entrenador se inclina por un proyecto de desarrollo con jóvenes talentos, el secretario técnico prefiere una apuesta por la experiencia inmediata que pueda rendir frutos de forma más rápida. Esta diferencia de enfoque ha dificultado llegar a un consenso sobre el fichaje, generando incertidumbre en un momento crucial de la pretemporada.

El deseo de García Pimienta, rejuvenecer la plantilla del Sevilla

Las declaraciones de García Pimienta sobre los fichajes desde que asumió como entrenador del Sevilla han sido consistentes en su deseo de rejuvenecer la plantilla y desarrollar talento joven. Su historial en el Barcelona B refuerza esta tendencia, habiendo trabajado con varios jugadores que hoy brillan en el primer equipo del Barcelona. Por su parte, Víctor Orta, desde que asumió como secretario técnico del Sevilla, ha enfatizado la importancia de equilibrar juventud con experiencia, asegurando que el equipo tenga una base sólida de jugadores veteranos que puedan guiar a los más jóvenes.

Por lo tanto, la falta de acuerdo entre García Pimienta y Víctor Orta sobre el fichaje prioritario para el Sevilla ha generado un desafío significativo para el club. La resolución de esta desavenencia será crucial para definir la estrategia de fichajes del equipo y asegurar que pueda continuar compitiendo al más alto nivel. La dirección que tome el club en este asunto tendrá un impacto duradero en su rendimiento y en la cohesión interna del cuerpo técnico y la directiva.