Montaje con una imagen de Jota Jordi en el plató de 'El Chiringuito'. En la esquina inferior derecha, dentro de un círculo, Joan Laporta

Jota Jordi desvela el candidato número 1 de Laporta para el banquillo del Barça

Están apareciendo muchos nombres pero Laporta tiene a un candidato ideal

La derrota del Barça del pasado fin de semana hizo dimitir a Xavi. Los azulgrana perdieron por 3 a 5 contra el Villarreal en el enésimo partido con los jugadores poco concentrados y sin ideas. El entrenador se vio una vez más superado por las circunstancias y no fue capaz de encontrar alternativas ni de configurar un esquema que les permitiera aguantar el resultado cuando éste era de 3 a 2 a favor de los culers. La dimisión es en diferido. Xavi se quedará hasta el final de temporada.

Solo una debacle en Champions y Liga - las únicas competiciones en las que el Barça sigue vivo - podrían avanzar ese cambio en el banquillo. Estos últimos días están apareciendo muchos nombres como posible recambio de Xavi Hernández a partir de la temporada 2024/2025. Míchel del Girona o Roberto de Zerbi del Brighton son dos entrenadores que viven un momento dulce y que están arriba en la lista de candidatos. Tampoco hay que olvidar a Thiago Motta, actualmente en el Bolonia. Concienciao, amigo personal de Deco, es otra opción aunque precisamente por esa cercanía con el secretario técnico algunos aficionados culers han criticado en redes esa posibilidad.

La lista no acaba ahí. Hay dos opciones que serían un auténtico bombazo. Una de ellas es Frank Rijkaard. Según Radio Marca, Joan Laporta le habría planteado al neerlandés iniciar una segunda etapa en el banquillo culer. Aunque mucho más sorprendente - e ilusionante a la vez - sería la jugada que desvela Jota Jordi. El periodista asegura que la opción número 1 de Joan Laporta es Pep Guardiola. Una posibilidad que fue avanzada hace unos días por el periodista Enric Canyellas.

Es difícil pero no imposible. De hecho el propio Guardiola aseguró hace unos meses que si la situación fuera complicada y el Barça le llamaba acudiría a la llamada. Recalcó también que el entrenador era Xavi y creía en su proyecto pero con la salida del de Terrassa todo cambia. El Presidente del Futbol Club Barcelona sabe ser convincente y no sería la primera vez que obra un milagro.

Guardiola: El mejor entrenador de la Historia del Barça

La llegada de Pep Guardiola al banquillo del FC Barcelona en el verano de 2008 marcó el comienzo de una de las etapas más gloriosas en la historia del fútbol. El excentrocampista del Barça, que había destacado por su inteligencia y visión de juego, aplicó su filosofía con resultados que excedieron todas las expectativas. Lo aprendió todo de Johan Cruyff y aplicó su mismo estilo de juego. Fue un éxito.

Guardiola implementó un estilo de juego que enfatizaba la posesión del balón, la presión alta y un fútbol de ataque fluido y dinámico. Esto se tradujo en un dominio casi absoluto tanto en el ámbito nacional como internacional. Bajo su liderazgo, el Barcelona ganó un impresionante sextete en 2009, incluyendo la Liga, la Copa del Rey y la Champions League, un logro sin precedentes en el fútbol español.

Durante su paso por el banquillo, el Barça encantó al mundo con una serie de actuaciones memorables y acumuló un total de 14 títulos de 19 posibles. Guardiola fue el arquitecto de uno de los equipos más laureados de todos los tiempos, y jugadores como Messi, Xavi e Iniesta alcanzaron el cenit de sus carreras, formando un trío de ases que simbolizaba el éxito del estilo de juego que promovía.

⚽ El BARCELONA de GUARDIOLA (2008-2012) ❤️💙 El SEXTETE 🏆 El Tiki Taka del "Pep Team"

Sin embargo, no todo fue un camino de rosas. A pesar de los éxitos deportivos, Guardiola enfrentó dificultades fuera del campo, especialmente relacionadas con la gestión del club. Una de las más significativas fue su relación cada vez más tensa con la directiva del Barcelona, en particular con el entonces presidente Sandro Rosell. Las diferencias entre su visión para el equipo y las decisiones y actitud de Rosell se hicieron cada vez más evidentes. Guardiola abogaba por una cierta filosofía y enfoque en la gestión del equipo, mientras que Rosell tenía sus propios planes y estrategias para el club, lo que llevó a desencuentros internos.

El ambiente de trabajo se volvió progresivamente más complicado, y a pesar de los triunfos, Guardiola anunció su salida del club al final de la temporada 2011-2012, citando el desgaste como una de las razones principales para su decisión. Su partida dejó un vacío en el club que sería difícil de llenar. Este problema ahora no existiría ya que la relación entre el de Santpedor y Joan Laporta es buena y comparten la manera de ver el club.