Aficionados del Club Deportivo Badajoz ondeando banderas en el estadio con el marcador y el escudo del equipo en el fondo.

El récord que ha conseguido el Badajoz en Tercera RFEF

El club extremeño es de los equipos con mayor caché en la Tercera RFEF

El CD Badajoz es uno de los equipos más antiguos de España. Fundado en 1905 bajo el nombre de Sporting Club Liceo, era un equipo de aficionados que jugaban torneos a nivel regional. No será hasta 1910 cuando el club se inscribe en la Federación Española de Fútbol para empezar a competir en categorías regionales.

Ya a principios de los años 30, el equipo extremeño logra ascender a la tercera división. Tras el parón de la Guerra Civil, en 1943 la RFEF decide reestructurar la tercera división dándole más auge con la inclusión de clubs pertenecientes a capitales de provincia o ciudades importantes, donde se incluiría al club pacense.

Dos décadas en segunda división

Las décadas de los 40 y 50 fueron muy prolíferas para el Badajoz ya que consiguió competir en segunda división, lo que sería su mayor logro histórico. Corrían buenos años en el club pacense, hasta que campaña 1959/1960, el C.D. Badajoz cae irremediablemente en desgracia y finaliza decimosexto y último clasificado, descendiendo a Tercera División.

El club permanecería dos décadas en tercera división con varios intentos frustrados de ascender a la categoría de plata del fútbol español. La misión principal era recuperar la división en la que habían estado disputando casi dos décadas.

Los años 90, llega la época dorada

No será hasta la temporada 1991/1992 cuando consiga ascender a Segunda División A, al ser segundo en su grupo, dirigidos por Rogelio Palomo y ya en su sexta campaña consecutiva al frente del equipo, y superar en la promoción de ascenso al Cartagena FC.

Con este ascenso, el C.D. Badajoz inicia la segunda época de magnificencia en su historia que se ve respaldada con once temporadas consecutivas en la división de plata del fútbol español.

Descenso a tercera división y refundación del club

Pero el inicio del nuevo siglo no es nada prolífero para el club pacense que ve como desciende de categoría hasta caer en la tercera división. Este hecho le cerraría las puertas de volver al fútbol profesional, hecho que no ha sido colmado hasta día de hoy.

Durante la temporada 2011/2012 el club logró salvarse del descenso a 3ª División a falta de 2 jornadas, fue una temporada marcada por problemas institucionales, deportivos y económicos que dieron lugar a diversos motines de jugadores en el vestuario. Unos años de mucha tensión que acabó en 2012 con la extinción mercantil de la entidad.

Será a partir del mismo año 2012 cuando diluida la sociedad anónima, el club vuelve a andar como CD Badajoz. Tras una década donde el equipo tuvo varios cambios de propiedad, compitió en Segunda División B donde vivió algunos intentos frustrados de promoción de ascenso. El fútbol profesional se le resistía al cuadro blanquinegro.

Pero lo peor estaría por llegar, ya que estando en Segunda RFEF, el pasado 28 de abril de 2024, tras caer por 3-2 ante el Sanse, el conjunto pacense descendería a Tercera RFEF, siendo el segundo descenso consecutivo del club.

La llegada de nuevos fichajes para ascender a Segunda Federación

El cuadro extremeño busca recuperar rápido la categoría perdida la temporada pasada, y es por ello por lo que ya ha realizado 4 refuerzos de cara a la campaña que viene. En este sentido, el Badajoz apuntala su portería con la llegada del portero de 18 años Alonso Pérez, procedente del Alcorcón juvenil.

Por otra parte, el cuadro pacense también ha anunciado las llegadas del experimentado ariete de 31 años Jorge Barba, procedente del Cacereño, el centrocampista Fran Miranda que llega del UCAM de Murcia, y la llegada del polivalente central y lateral izquierdo, Javi Lobato, que recala en Badajoz procedente del Cacereño.

Además, en el área social, el club vive uno de sus mejores momentos, ya que, según ha informado @gradabpro, el Badajoz es el equipo de toda la Tercera RFEF con mayor número de abonados, sobrepasando la cifra de 3.000, lo que da esperanzas al club de que el paso por Tercera RFEF sea un mero espejismo y puedan subir de categoría lo antes posible.