Jugadores de fútbol con uniformes azules y blancos se abrazan en el campo antes de un partido.

El sueño (casi) imposible del Deportivo de la Coruña

El club de Riazor anhela un posible fichaje muy complicado

El Deportivo de la Coruña vuelve al fútbol profesional 4 temporadas después de su descenso a la entonces denominada Segunda División B. Tras varios intentos de volver al fútbol profesional, los pupilos de Imanol Idiakez consiguieron subir de manera directa, sacando 8 puntos al segundo, y ganando la final de la Primera RFEF al Castellón.

Con la apertura del mercado de verano el club ya está trabajando para confeccionar un equipo con suficiente nivel competitivo que les permita conseguir el objetivo marcado que es el de la permanencia. Y en este sentido, ya hay un nombre que, aunque sus posibilidades de llegar a Riazor son remotas, desde la entidad gallega van a hacer todo lo posible para que se materialice.

El fichaje de Carlos Fernández

Según adelanta el Gol Digital, el delantero andaluz es uno de los grandes anhelos del Dépor para reforzar la delantera de cara a la próxima temporada. Fernández dejó muy buenos recuerdos de su única temporada, la 2018/2019, cuando jugó en el club gallego, con el que disputó 29 partidos, anotó 10 goles y repartió 5 asistencias

El delantero de Castilleja de Guzmán destaca por su enorme movilidad arriba y capacidad de encontrar huecos a la espalda d ellos defensores rivales. Con una notable capacidad de asociación Carlos Fernández podría aportar mucha pólvora al cuadro de Idiakez que suele plantear partidos con bloque alto en la presión, y de mucha posesión en campo rival. Fernández tiene mucha habilidad para manejarse en espacios pequeños, lo que le vendría como agua de mayo el cuadro de Riazor.

Una carrera marcada por las lesiones

Los buenos números en Coruña le valieron al ariete sevillano para dar el salto a primera división de la mano del Granada, donde cuajó unos números espectaculares y que le valieron para dar el salto al Sevilla. Posteriormente, la Real Sociedad pagó 10 millones de euros para hacerse con sus servicios, pero le mal sueño de las lesiones lo han lastrado y obligado al cuadro donostiarra a tener que prescindir de sus servicios.

A pesar de que tiene contrato con la Real Sociedad hasta junio de 2026, sus opciones pasan por estar lejos del Reale Arena. Y es que Carlos Fernández en tres campañas y media en Donostia, solo ha podido disputar un total 1.800 minutos en 59 partidos. Por el contrario, se ha perdido nada más y nada menos que 111, un malísimo saldo por culpa de las lesiones que ha impedido a la Real amortizar su fichaje.

Su destino, un Primera o con aspiraciones de ascender

Pero la cruda realidad para el Deportivo de la Coruña es que Carlos Fernández tiene claro que quiere jugar en la Liga EA Sports, o en su defecto en un equipo que tenga claras aspiraciones para ascender la campaña que viene. Y aunque no hay muchos nombres encima de la mesa, cada día que pasa coge más fuerza la opción de volver al Granada.

El conjunto nazarí será de los equipos potentes en la Liga Hypermotion, y que van a luchar por ascender de categoría y este hecho seduce al delantero andaluz. Aunque no hay nada concreto la opción de jugar en el Nuevo los Cármenes está más cerca que el posible y ansiado fichaje por el Deportivo de la Coruña.