Jugador de fútbol con la camiseta del FC Barcelona en un estadio, con tres imágenes borrosas en círculos rojos alrededor.

Tres alternativas para el lateral del Barça si no sigue Cancelo

El club azulgrana ya baraja tres opciones en caso de que no continue el lateral portugués

El caso de Joao Cancelo va camino de ser uno de los culebrones del verano en Can Barça. Y es que las tres partes implicadas en las negociaciones tienen objetivos contrapuestos. Por una parte, el futbolista. Cancelo ya ha afirmado por activa y por pasiva que quiere fichar por el Barça. El lateral luso tiene contrato con el Manchester City hasta junio de 2027.

Pero el club inglés quiere traspasar el jugador en este mercado de verano, por una cantidad que rondaría los 25 millones de euros, y que ahora mismo el Barça no tiene. El estira y afloja continua en el caso Cancelo. Y más cuando, según ha informado el diario Sport, han aparecido clubes saudís que pagarían el traspaso del lateral de 30 años, además de hacerle un contrato millonario.

Pero entre la vorágine que se vive en el asunto que ataña al defensor luso, y sin tener la certeza absoluta de que el City acepte otro año de cesión de Joao Cancelo al Barça, el club culé ya estaría barajando tres nombres de cara al lateral derecho para la campaña que viene.

La preferencia es Aaron Wan-Bissaka

Wan-Bissaka es un lateral inglés de 26 años que juega en el Manchester United, y que tiene contrato hasta 2025. Es el mejor posicionado para la dirección deportiva blaugrana, aunque su precio de traspaso oscilaría los 20 millones de euros. Una cifra algo elevado en estos momentos para el Barça. Wan-Bissaka es un fijo para Ten Hag, con el que ha disputado 30 encuentros esta temporada en su quinto año en el club inglés.

Wan-Bissaka, que ha sido internacional por Inglaterra en tres ocasiones, posee un físico portentoso y es un futbolista muy explosivo, con mucho recorrido por la banda y que le ayudaría al Barça a tener mucha profundidad en el perfil diestro donde se ubica Lamine Yamal. A nivel defensivo Wan.Bissaaka acostumbra a ganar la mayoría de los duelos, siendo un jugador muy intenso y con una buena colocación.

La vuelta de Emerson Royal

La segunda opción que estudia el Barça, según ha podido el digital ‘CaughtOffsidees’, sería la vuelta de un viejo conocido como es el brasileño Emerson Royal. El lateral de Sao Paolo fue traspasado en 2021 por 25 millones de euros al Tottenham después de haber disputado 3 partidos oficiales con el Barça. Royal tiene contrato con los Spurs hasta junio de 2026, y su precio de mercado oscilaría los 18 millones de euros.

Royal ha disputado 24 partidos esta temporada, en la que ha anotado un gol y ha repartido dos asistencias. El lateral brasileño ha disputado 101 encuentros desde que milita en el club inglés. Sería una solución efectiva para el Barça con un lateral con recorrido y mucha capacidad para incorporarse al ataque, que puede jugar a pierna cambiada, aunque es menos hábil a la hora de hacer los balances defensivos cuando se prodiga al ataque.

Arnau Martínez, la tercera vía

El lateral catalán vuelve a salir un año más en la terna de candidatos a ocupar el lateral derecho del Barça. Arnau, que ha tenido la férrea competencia esta temporada en el Girona FC de Yan Couto, ha disputado 20 partidos en los que ha repartido tres asistencias. Su contrato con el club catalán se extiende hasta junio de 2025, y su precio de traspaso rondaría los 10 millones de euros.

Arnau es un lateral muy disciplinado, que mide muy bien las subidas al ataque, siendo muy equilibrado en las facetas defensivas. Muy intenso en los duelos individuales, además de gozar de una buena colocación en el campo. Arnau, de 21 años, sería la opción más económica para la entidad culé.

Todo apunta a que será un culebrón que se alargará hasta la recta final del mercado de verano, momento en el Barça podría tener mejor situación financiera y ofrecer algo que interese más a los ingleses por Cancelo. Hasta entonces, el internacional portugués seguirá presionando para que el City le deje marcharse al Barça, por mucho que venga el dinero árabe.